Por: PetroMarine Energy Services LTD

Después del desastre nuclear ocurrido en Fukushima, ocasionado por un terremoto que repercutió en un tsunami, afectando la central nuclear, todavía así Chile sigue optimista ante el uso de energía nuclear, llevando a cabo la construcción de centrales atómicas, aún sabiendo que son propensos a la actividad sísmica.

El presidente Sebastián Piñera alega que la central de Fukushima tiene cincuenta años trabajando con tecnología obsoleta, por lo que emplear los últimos avances tecnológicos en la construcción de nuevas centrales, las haría más seguras y rentables. También consideró el uso de energías limpias como la eólica o la geotérmica, aprovechando los numerosos volcanes del país.

Anuncios