Por: PetroMarine Energy Services LTD

La trifulca que se armó entre la selección Vinotinto y la selección paraguaya al finalizar el partido entre Venezuela y Paraguay que definiría el pase a la final, sí que fue una verdadera “explosión atómica”, en un cruce de golpes provocado por la burla de los jugadores paraguayos a nuestros futbolistas, en donde el delantero venezolano Nicolás Fedor, mejor conocido como “Miku” reaccionó inmediatamente, arremetiéndose contra el centrocampista Jonathan Santana del equipo guaraní.

 

Por su puesto que las sanciones no se hicieron esperar, ambos equipos quedaron fuera de participación al trofeo Fair Play y deberán pagar multas de 10 mil dólares cada selección, mientras que el director técnico paraguayo y su asistente quedarán fuera del campo en la final de esta Copa América.

 

Anuncios