El pasado martes, el presidente de la República, Hugo Rafael Chávez Frías, ordeno la suspensión del programa nuclear venezolano con fines pacíficos, siendo uno de los principales objetivos o metas, la obtención de una nueva y ecológica fuente de energía. Tras el terremoto y el posterior tsunami que afectaron al archipiélago nipón, el primer mandatario nacional decidió “congelar los planes que hasta ahora se han venido adelantando”, alegando que seria “riesgoso y peligroso”.

En vista de lo sucedido en las plantas nucleares de Japón, ha surgido una polémica interesante, sobre si de hecho, la energía nuclear es la respuesta al creciente problema de la falta de energía a nivel mundial. Tomando en cuenta los avanzado del programa nuclear en Japón, con mas de 27 reactores, y uno de los sistemas de seguridad mas avanzados, nada se pudo hacer para evitar los danos, que muchos esperan y rezan, no sean permanentes.

Los reactores 1 y 2 de la planta nuclear Fukushima-1, continúan en riesgo de sobrecalentarse, y de esto suceder,  ocasionaría uno de los peores desastres nucleares de la historia. Es un momento de reflexión, y de sumo cuidado al tomar las decisiones y considerar todos los factores que implica invertir o continuar explotando esta innovadora fuente de energía.

Por: Petromarine Energy

 

 

 

Anuncios